jueves, 1 de enero de 2015

PRAGMATISMO



El Pragmatismo es la filosofía que sostiene que no hay una realidad objetiva, ni una verdad permanente, que no hay principios absolutos, ni abstracciones válidas, ni conceptos firmes. Que cualquier cosa puede ser probada según resulte, que la objetividad consiste en un subjetivismo colectivo, que cualquier cosa que la gente desea que exista, existe, siempre a condición de que el consenso así lo establezca.

http://definicion.de/pragmatismo/

Ser pragmático sería algo así como lo contrario a ser dogmático. Un dogmático trata de seguir su ideología como su fuese la verdad absoluta y trata de convertir la realidad en una copia de su ideología. El diccionario dice: que Dogmatico se aplica a la persona que expresa una opinión de manera concluyente y la defiende como verdad absoluta.

 El pragmático puede tener las mismas ideas, pero no trata de cambiar la realidad más que en aquello que es posible, se adapta a la realidad y al ritmo de las cosas. Por eso, muchas veces se dice que los políticos traicionan su ideología, pero lo cierto es que una cosa es opinar sobre algo y otra es estar en un gobierno y tratar de hacer las cosas con los medios que uno cuenta y con los obstáculos que eso supone.

Pragmatismos insensible: "El fin justifica los medios"

Con frecuencia escuchamos la expresión... "hay que se pragmáticos" y muchas veces esta frase se emplea en los argumentos políticos, en aras de acallar voces disidentes en reuniones, asambleas o foros de discusión, es una suerte de descredito al uso critico de la razón.
Para los pragmatistas todo consiste en reducir "Lo verdadero a lo util" negando así el conocimiento teórico en diversos grados, ya que para los más radicales solo es verdadero aquello que conduce al éxito individual, mientras que para otros, solo es verdadero cuando se haya verificado con los hechos.



En general para las diversas formas del Pragmatismo, la verdad radica en la utilidad y en el exito, por lo tanto, todo conocimiento es practico si sirve para algo, si es posible de realizar

Entre dogmático y fanático no hay mucha diferencia. El problema del pragmatismo es que a veces se pierde la visión de lo que se quiere hacer. se dejan llevar por la realidad y olvidan o desisten de mejorarla. Eso suele pasarle a los políticos con ideologías muy marcadas que al subir al poder no las siguen simplemente porque no pueden. A estos políticos se les suele acusar de demagogos, es decir que dicen lo que la gente quiere oír, pero hacen lo contrario.

¿A qué os recuerdan a muchos de nuestros políticos, actuales y anteriores?


Pues os dejo poner nombres

2 comentarios:

  1. hola
    me ha encantado tu texto quizas será
    porque lo que no funciona lo tiro por la ventana
    besossssssssss

    ResponderEliminar
  2. Buena explicación, corta y rotunda, lo que no te gusta te desprendes rapidamente. Eres muy dura, yo doy mas cancha.
    Un beso y Feliz 2015

    ResponderEliminar