domingo, 16 de enero de 2011

DISTENSION

¿Qué es la distensión?, Es la perdida de la tensión, aflojamiento de lo que esta tirante.

He estado zahiriendo a nuestro gobierno y a los políticos en general durante varios días, porque están acabando con España y con nuestra paciencia y por qué se han adjudicado unos privilegios de los que no son merecedores, pero hoy quiero despejarme un poco y voy a contar alguna cosa más llevadera y terminar con una buena reflexión.

Empecemos con un poco de esos refranes que nuestros padres nos enseñaron y a ellos sus padres y así hasta llegar a Viriato, que como saben fue una pesadilla para los romanos en los tiempos de Tito Livio, allá el siglo 140 antes de Cristo y que fue el primer Caudillo que consiguió aglutinar a los lusitanos e hispanos para conseguir la independencia de la península ibérica por cierto.

Estos refranes han sido transformados en más modernos por lo tanto más vulgares creo yo y seguramente los hizo un panadero, por que el pan tiene mucha “miga”.

“El que madruga…. Encuentra todo cerrado”
“Amor de lejos…. Felices los cuatro”
“A caballo regalado…. Tiene que ser robado”
“Hazlo bien…. Sin mirar con quien”
“Detrás de todo hombre que triunfa…. Hay una mujer sorprendida”
“Cuando un millonario pasa a mejor vida…. Sus herederos también”
“El amor es ciego…. Solo el matrimonio puede devolverle la vista”
“El trabajo en equipo es esencial….Le permite echarle la culpa a otro”
“Más vale prevenir…. Que amamantar”
“El que ríe el último…. No entendió el chiste”
“Hay un mundo mejor…. Pero es carísimo”
“Hoy dos palabras que te abrirán muchas puerta…. TIRE Y EMPUJE”
“Todo tiempo pasado…. Fue anterior”
“Pez que lucha contra la corriente…. Muere electrocutado”
“Si un pajarito te dice algo…. Sabes que estás loco, pues los pájaros no hablan”
“Tener la conciencia limpia…. Es síntoma de mala memoria”
“Si la montaña viene hacia ti…. ¡¡¡ CUIDADO!!! Es un terremoto”
“Cada 10 personas que miran la televisión…. 5 son la mitad”
“9 de cada 10 actrices lo usan…. La decima llega por su talento”
“Lo importante no es saber… Sino tener el teléfono del q ue sabe”
“Los honestos…. Son inadaptados sociales”
“Felices los que no esperan…. Porque nunca serán defraudados”
“Lo triste no es ir al cementerio… Lo malo es quedarse”
“No soy un completo inútil… por lo menos sirvo como ejemplo”
“Mal de muchos…… Epidemia”

Y para terminar con algo más trascendente, voy a contaros la historia simple de dos hombre en un hospital de la Seguridad Social que se encontraban muy enfermos en la misma habitación.

A uno se le permitía sentarse en su cama cada tarde, durante una hora, para ayudarle a drenar el líquido de sus pulmones, pues su cama daba la única ventana.

El otro hombre tenía que estar todo el tiempo boca arriba.

Los dos charlaban durante horas, hablaban de sus mujeres de sus familias, sus hogares, sus trabajos, su estancia en el servicio militar, donde habían estado casi de vacaciones.

Y cada tarde, cuando el hombre de la cama junto a la ventana podía sentarse, pasaba el tiempo describiendo a su vecino todas las cosas que podía ver desde su ventana.

Lo hacía tan bien que el hombre de la otra cama empezó a desear que llegaran esas horas, en que el mundo se ensanchaba y cobraba vida con todas las actividades, colores del mundo exterior.

La ventana daba a un parque con un precioso lago, con patos y cisnes que jugaban con el agua, mientras los niños lo hacían con sus cometas, bicicletas y vistosas pelotas.

Los jóvenes enamorados paseaban de la mano, entre flores de todos los colores del arco iris. Grandes árboles adornaban el paisaje y se podía ver en la distancia una bella vista de la línea de la Ciudad.

El hombre de la ventana describía todo esto con un detalle exquisito, el del otro lado de la habitación cerraba los ojos e imaginaba la idílica escena.

Una tarde calurosa, el hombre de la ventana describió un desfile que estaba pasando y aunque el otro hombre no podía oír a la banda, podría verlo, con los ojos de su mente, exactamente como lo describía el hombre de la ventana con sus mágicas palabras.

Pasaron los días y las semanas y una mañana, la enfermera entró para bañarles, encontrándose el cuerpo sin vida del hombre de la ventana, que había muerto plácidamente mientras dormía.

Tan pronto como lo considero apropiado, el hombre del otro lado pidió ser trasladado a la cama junto a la ventana.

La enfermera lo cambio encantada y tras asegurarse que estaba cómodo, salió de la habitación y entonces muy lentamente y con dificultad, el hombre se irguió sobre el codo, para lanzar su primera mirada al mundo exterior; por fin tendría la alegría de verlo todo el mismo, se esforzó al máximo para girarse despacio y mirar por la ventana al lado de la cama…. y se encontró con una pared blanca.

El hombre llamo inmediatamente a la enfermera y le pregunto que podría haber motivado a su compañero muerto para describir cosas tan maravillosas a través de la ventana.

La enfermera le dijo que el hombre era ciego y que no habría podido ni ver la pared y le indico: - Quizá solo quería animarle a usted –

Epilogo:

Es una tremenda felicidad el hacer feliz a los demás, sea cual sea la propia situación. El dolor compartido es la mitad de la pena, pero sin embargo la felicidad, cuando es compartida es el doble de felicidad.

Si quieres sentirte rico, solo cuenta todas las cosas que tienes y que el dinero no puede comprar.

“HOY es un regalo, por eso se le llama PRESENTE”

La historia de este escrito es de una persona desconocida y me llego a mi de una forma muy particular, pero trae muy buena suerte a todo el que la trasmite, coméntala, no cuesta nada que la gente piense un poco más en los demás y no solamente en las rebajas de Enero y que este todo el tiempo de su vida mirándose el ombligo.


Feliz fin de semana y que ustedes lo piensen bien.

Nota: Clikar o pinchar sobre las fotografias, se agrandan como el buen amor

1 comentario:

  1. Premio "Libertad de expresión en la red".

    Relación de candidatos.

    http://rebuznometro.blogspot.com/2011/01/premio-libertad-de-expresion-en-la-red_15.html

    Saludos.

    ResponderEliminar