miércoles, 5 de mayo de 2010

OPINION EUROPEA DEL GOBIERNO SOCIALISTA DE ESPAÑA

Y ahora un “chismorreo”, EUROPA DA LA ESPALDA A ZAPATERO, según France Soir en un articulo del 14 de Marzo de 2010, si esta es la opinión de hace más de un mes ahora con el mentira económica que padecemos ¿que dirá?

Han tardado seis años en descubrir que detrás de la sonrisa de Zapatero sólo había un mal gobernante, pero los principales líderes europeos ya conocen al presidente español, al que le dan de lado y consideran un político dañino para España y para Europa.

Como consecuencia de ese sentimiento, la "presidencia" española de la Unión está siendo la más deslucida y marginada en toda la Historia de la Europa común.
El gobierno alemán de Ángela Merkel está claramente distanciado de Zapatero, al que frena sistemáticamente sus propuestas; el francés Sarkozy, cautivado en un principio por el optimismo del español, ha dicho "basta"; el también socialista Gordon Brawn, primer ministro británico, le teme y cree que la cercanía de Zapatero perjudica su ya decadente carrera como líder laborista; Berlusconi, simplemente, se ríe de su colega español; el presidente permanente belga, Van Rompuy, incapaz de entender al líder español y cansado de sus indefiniciones y trucos, se esconde y no quiere saber nada de él.

Los europeos han rechazado todas las iniciativas destacadas que Zapatero ha presentado como presidente de turno, desde sus recetas económicas para afrontar la crisis, hasta sus iniciativas por levantar las sanciones y cautelas de la Europa democrática frente a China y Cuba, sin olvidar el interés especial de Zapatero por abrir a Turquía las puertas de la Unión Europea.

La experiencia europea de Zapatero está siendo un calvario y lo peor no ha pasado todavía porque los principales líderes europeos ya le han descalificado y no están dispuestos a soportar sus sandeces.

En los pasillos de Bruselas se comenta que Merkel, Sarkozy y otros presidentes europeos están "indignados" por la pésima imagen que Zapatero está dando a Europa como presidente de turno, sobre todo en política exterior, donde es especialmente grave la amistad y apoyo de Zapatero a dictadores sanguinarios como los que aplastan a los pueblos de Cuba, Irán, Venezuela y otros.

El primer gran problema en Europa de Zapatero, que se estrenaba como "presidente de turno", fue el rechazo al proyecto de aprobar un catálogo de sanciones para los Estados miembros que no cumplieran con los objetivos que se fijasen en Europa. Alemania dijo "no" y consideró incoherente que Zapatero pretenda aplicar en Europa lo que ha sido incapaz de aplicar en España

Pero la humillación más hiriente, quizás la peor hecha por Europa a un presidente de turno el toda su historia, tuvo que padecerla Zapatero cuando fue excluido de la negociación del plan de rescate para Grecia y de la foto final, que fue lo que más le dolió. Lo pidió y hasta lo exigió, pero al final aparecieron en público Ángela Merkel y el francés Nicolás Sarkozy, con Van Rompuy.

Zapatero, visiblemente crispado y con el rostro demacrado por la rabia, tuvo que comparecer solo ante la prensa.

El mas reciente rechazo es el lanzado por numerosas asociaciones civiles europeas contra el "inquietante" documento sobre Internet que la presidencia española de la UE ha remitido a sus socios comunitarios. ¡Nadie quiere la Inquisición española!, grita La Quadrature du Net, que, en un comunicado urgente, denuncia "la deriva oscurantista de la presidencia española" e invita a "oponerse a esta visión extremista y peligrosa".

Joaquín Almunia no oculta su desprecio por el dirigente español en sus conversaciones privadas y en alguna que otra pública. El comisario cree que, bajo Zapatero, la economía española no tiene otra salida que el colapso. Hasta Durao Barroso, hasta hace poco un admirador del socialista español, ya le da la espalda y procura no aparecer a su lado.


La última "puñalada" de Europa a Zapatero es reciente: el 25 de Febrero la Comisión Europea, ya visiblemente contrariada porque el presidente español no hace caso a los consejos y recomendaciones que le dan las instituciones y los expertos, advirtió que la subida del IVA aprobada por Zapatero será perjudicial y frenará la salida de la crisis en España.

En España, un ZP aislado y terco como una mula, continúa avanzando hacia el abismo y llevando a su pueblo hacia el desastre, acompañado por un PSOE esclavizado y tan adicto al poder que parece dispuesto a sacrificar todo, incluyendo a la propia España, con tal de no dar el brazo a torcer y desprenderse del inepto que mal gobierna la nave.

Los españoles, sometidos a un "régimen" que ya no consideran que sea una democracia, se sienten frustrados, sin confianza en el liderazgo, con miedo al futuro, presos del sistema y sin capacidad para lograr que Zapatero dimita y convoque elecciones anticipadas, como debería hacer si tuviera dignidad.

Internacionalmente aislado, Zapatero es también rechazado por un Obama al que le preocupa la pérdida de credibilidad del dirigente español. El presidente mulato de los Estados Unidos de América, antes admirado como un "dios progresista", ya empieza a ser criticado entre los asesores de la Moncloa, mientras Zapatero sigue manteniendo la tesis suicida de que solo él tiene razón y que todos los demás están equivocados.

Sus únicos amigos en esta terrible coyuntura son los sindicatos, el degradado y sometido PSOE, la legión de los colocados y apaniguados que esquilman a diario las ubres del Estado y la multitud de fanáticos que la izquierda española ha reclutado en sus filas, tan cargados de odio contra la derecha que son incapaces de cuestionar a los suyos aunque hundan el país.

La gran Vicepresidenta y Superministra Sra. Salgado se prepara para que España junto con Finlandia sean los dos primeros países y que comparte la misma divisa comunitaria que serán examinados por el Eurogrupo sus “trampitas” de maquillaje.

A ambos países se les va a analizar con detalle las cuentas públicas de sus economías. Salgado comparece ante los medios, pero no acepta preguntas, democrática que es ella.

La ministra de Economía y Hacienda y vicepresidenta económica del Gobierno Elena Salgado va a saber lo que sienten los ciudadanos que son inspeccionados cuando presentan sus declaraciones de la Renta, con algún “remiendo”.

A pesar de presidir el Ecofin -el organismo que engloba a sus homólogos en Europa- va a tener que justificar sus previsiones
Económicas y, sobre todo, va a tener que explicar ante sus colegas comunitarios las razones de sus continuos errores en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado.

La razón es muy sencilla. La crisis griega ha constatado que hay países que falsean sus estadísticas, ocultando sus niveles de deuda y escondiendo su déficit público. Por ello el Eurogrupo ha decidido revisar todos los Presupuestos antes de ser aprobados.

El objetivo es extremar la vigilancia para que los Estados cumplan el Pacto de Estabilidad y Crecimiento en el que se basa el área de la divisa comunitaria: no se puede tener un agujero fiscal (diferencia entre ingresos y gastos) superior al 3% del PIB ni un peso de la deuda superior al 60%. España se ha comprometido a cumplir el Pacto en 2013.

España tiene un déficit del 11,4% del PIB, con una deuda que equivale al 55% del valor de mercado de todos los bienes y servicios producidos en un año. En el caso de las cuentas públicas elaboradas por Salgado (como ocurrió con las de su predecesor, Pedro Solbes, las previsiones en las que se basan son irreales y por lo tanto, los ingresos son menores de lo esperado y los gastos se disparan por encima de las previsiones y esto es justo lo que el Eurogrupo quiere evitar que suceda.

En el caso de España, los Presupuestos aprobados para 2010 estaban tan desfasados que Salgado ha tenido que mandar a Bruselas un programa de ajuste fiscal.

Según los expertos en la materia, estas medidas de austeridad presupuestaria han sido calificadas de meras falacias y es muy probable que no se cumplan, al menos, en el plazo previsto como era de preveer.
Foto:Ensayo de análisis, denuncia y alerta ante el golpe de Estado ejecutado a través del nuevo Estatuto catalán de 2006
contra la Nación española y la Constitución vigente

El Presidente del Organismo Sr. Juncker explicó que, en cualquier caso es necesario que los Estados de la Unión Europea, sean "más prudentes" de lo que se han mostrado hasta ahora a la hora de elaborar sus presupuestos, e insistió en que el principal objetivo es el de crear un "mecanismo permanente de crisis", para poder reaccionar cuando surjan los problemas.

La Sra. Salgado no acepta preguntas en su comparecencia, más bien debido a su carencia de conocimientos en esta materia, que en su mala educación (Es obvio que no sabe de que va todo esto).

Un saludo













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada