jueves, 30 de septiembre de 2010

RECETA: COMO PREPARAR UN INFARTO - PARA 1 COMENSAL

Muchos hemos escuchado expresiones como: “Este trabajo me mata” o “Me muero por trabajar tanto”. Pero que pasa cuando el fenómeno es real. Aunque no lo crean existe, la definición de “Muerte por exceso de trabajo” denominada KAROSHI y según Wikipedia ((過労死, Karōshi, es una palabra japonesa que significa "muerte por exceso de trabajo", debida sobre todo a derrames cerebrales y ataques cardíacos) Y como siempre esta definición vino de Japón, un lugar que se caracteriza por la eficiencia en sus diferentes estratos laborales y por su rigidez corporativa.

Este término se aplica para los fallecimientos causados por el exceso de trabajo y que son un factor determinante para que el individuo en cuestión desarrolle un estado de fatiga crónica y esto a su vez un desgaste, con falta de respuesta del sistema cardiovascular provocando la muerte. Se reportan y en aumento alrededor 5.000 casos anuales.

Este problema es un claro ejemplo de la falta de compromiso de las empresas para sus trabajadores, exigiendo horas extras y trabajos terminados en fechas exactas, que provocan en el empleado stress constantes, y que termina con su fallecimiento. Es obvio que hay que trabajar, y salir adelante, pero nunca a costa de nuestra propia salud. Si alguno de ustedes conoce a alguien así, no sean malos y denles el consejo de hacer algo, acudir a un servicio de atención medica o a un psiquiatra, que pueda orientarlos para manejar el stress y rendir sin sacrificar su vida.

Lo he dicho alguna vez y quiero que lo recuerden: “Hay que trabajar para vivir, y no al revés, vivir para trabajar”.

Irónicamente en los paquetes de tabaco dice en letras bien grandes que fumar mata, sin embargo en los contratos de trabajo no lo pone cuando hay cantidad de muertes laborales todos los días, ya no sólo por accidentes, que son los más sonados, sino por estrés (o por “escuatro”).

Es increíble al nivel de estrés que podemos llegar trabajando y como una empresa es capaz de hacer que te sientas culpable por tomarte tu tiempo de ocio y ¿Qué haces? pues estar trabajando en fines de semanas durante muchas noches, sábados, domingos e incluso en plenas vacaciones en la playa mientras nuestros hijos disfrutan en la arena.

Foto: Anorexica Modelo. Trabajo suicida por tallas indebidas

Me decía un buen amigo mío - Hace tiempo me hubiese sentido mal por haber estado disfrutando de mi tiempo libre, pero cuando he llegado al punto de subir en el ascensor por las mañanas pensando: “hoy es un gran día para que me despidan” y ha cambiado mi filosofía y si mi jefe se enfada, pues mejor, que lo haga -

El otro día les hablaba de mi supuesta muerte, de como podría ser y de lo poco que nos preocupamos por nosotros mismos y de nuestro entorno, hoy voy a darles seis normas seis (como los carteles del anuncio de una buena corrida, de toros mal pensados).

Estas seis normas son para preparar nuestro propio infarto si las cumplimos al pie de la letra y de esta manera pronto dejara de latir su corazón.

1ª Su trabajo antes que nada, los asuntos particulares son secundarios, como familia, amigos, ocio, etc., entréguese de lleno en su trabajo, piense solo en producir, esta es la clave, usted tiene que ser una mujer o un hombre de éxito ¡aunque lo disfrute en el cementerio!

2º) Vaya a su oficina, hasta los sábados por la tarde, nada de descanso, nada de cine, nada de canas al aire, quizá estas horas súper extras le reporten algunos euros más que le servirán sin duda cuando le de el anhelado infarto.

3º) Le advierto que de noche es muy peligroso ir a la oficina, lo pueden atracar, por lo que lo mejor es llevarse el trabajo a casa y así cuando la familia duerme, usted puede trabajar a sus anchas.

4º) Nunca diga que no a lo que le piden sus superiores o su Consejo de Administración, métase en todos los comités, en todos los consejos, en todas las comisiones y tenga presencia en todas las reuniones ¡demuestre que es el mejor o la mejora! “Eh ministra”.

5ª) No se preocupe, usted es de acero y no le hace falta ni tomarse unos días de vacaciones porque usted es imprescindible y necesario en su empresa, ya se las tomara cuando se muera, el cementerio es un buen hotel de reposo, no hay ruidos y el silencio es nunca mejor dicho “sepulcral”.

6º) Lógicamente tiene que viajar por su trabajo claro está, trabaje día y noche, ponga cara de angustia, no duerma, grite, trate mal a sus subalternos, para eso usted es el jefe y usted manda y vera que todos sus empleados Irán gustosos a su entierro ¡pero para ver y constatar que haya quedado bien enterrado!

El epitafio (texto que honra al difunto) o epitafia (a la difunta) y sería: AQUÍ YACE INOCENCIO ROMERO, DE JOVEN, GASTO SALUD PARA CONSEGUIR DINERO. DE VIEJO GASTO SU DINERO PARA CONSEGUIR SALUD. Y SIN SALUD NI DINERO, AQUÍ YACE ¡IGNACIO ROMERO!

Conclusión o moraleja ¡Tengamos conciencia de lo que realmente tiene prioridad en nuestras vidas! antes de que sea demasiado tarde.

No se si ha llegado a sus manos alguna vez la famosa charla de Brian Dyson, expresidente de la Coca Cola en una Universidad americana donde hablo sobre la relación entre el trabajo y otros compromisos de la vida y hablo sobre la metáfora de las cinco bolas y dijo:

“imaginasen ustedes que la vida es como un juego, en cual ustedes hacen juegos malabares con cinco pelotas (con perdón) que lanzan al aire a la vez”.

Estas pelotas (con perdón otra vez) representan El Trabajo, La Salud, La Familia, Los Amigos y El Espíritu. Quizá al hablar del Espíritu pensamos casi seguro que hablamos del Espíritu Santo, pues no hablamos de un principio impulsor del ánimo o esencia inspiradora, que permite obrar en armonía: espíritu de una orden, espíritu de un consejo, espíritu relajado, espíritu de un libro.

El Trabajo es la única pelota que es de goma, al caer rebota en el suelo y salta hacia arriba, pero las otras cuatro pelotas son de vidrio y si cayesen al suelo se harían añicos, se destrozarían, se quebrarían y quedarían en consecuencia permanentemente dañadas.

Hay que entender esto y buscar el equilibrio en la vida y se preguntaran ¿pero como?.

Foto: El tabaco mata mas que estos dos

a) No disminuyan su propio valor comparándose con otras personas, pues todos somos diferentes.
b) Cada uno de nosotros es una persona y un ser especial, único. Imagínense por un momento a dos Zapateros, para un infarto seguro.
c) No fijemos nuestros objetivos basándonos en lo que otros encuentran importante. Solo ustedes están en condiciones de escoger lo que es mejor para ustedes mismos.
d) Den valor y respeten lo que es más querido a sus corazones. Apéguense a ello como a la propia vida, sin ello la vida carece de sentido.
e) No teman admitir que no son perfectos y no teman a enfrentarse a los riesgos. Les tengo que decir que corriendo riesgos es como aprenderemos a ser valientes.
f) No corran tanto por la vida hasta el punto de olvidar donde estuvieron y hacia donde van.
g) No tengan miedo de aprender, el conocimiento es liviano, es un tesoro que se recarga suavemente.
h) No usen imprudentemente el tiempo o las palabras, no se pueden recuperar ya, la vida no es una carrera. Pero si es un viaje que debe de ser disfrutado paso a paso.

Recuerden que Ayer es historia, Mañana es misterio y Hoy es un regalo, por eso se llama Presente.

Apéguense y aferrense con toda sus fuerzas a las cosas queridas por ejemplo a su corazón entre ellas, para mi lo mas importante y no descuiden a La Familia, a Los Amigos, a El Espíritu, sin estas “cosas” la vida carece de sentido.

Si han salido ilesos de los piquetes de ¿Información? de la FALSA huelga de ayer, y cuyo fracaso ha sido evidente en todo el Pais, antes llamado España, pues enhorabuena y hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada