lunes, 26 de octubre de 2009

LAS GRANDES MENTIRAS DE LA HISTORIA

Según mi criterio, creo que el valenciano, como persona, tiene muchas cualidades (aunque no se vean fácilmente), pero tiene muchos defectos, entre ellos y muy llamativo el meninfotismo,el que no hacemos piña en defensa de nuestras reivindicaciones históricas y vamos, casi siempre cada uno para un lado y permitimos que nos invadan con pura inventiva nuestros vecinos del norte.

Creo que no exagero la nota, aunque ya se sabe que la historia se la inventan a su gusto los historiadores, solo es cuestión de quien paga más y los catalanes tienen mucho dinero gracias a las prebendas del Gobierno de Madrid, pero ojo de todos los gobiernos de Madrid, mande quien mande, un ejemplo muy reciente ¿adónde ha ido la final de la copa Davis? (Deivis para los amigos). Lo adivinan, claro que si, a Barcelona, ¡¡¡ Acertó el caballero!!!, el sitio ideal para apoyar a España y no a Valencia, pobre ciudad provinciana y casi anexionada.

Pero no acaba aquí el tema del invento y si no vean la historia que se cuentan ahora en Cataluña sobre la grandeza de su pasado, machacando como no a nuestro antiguo Reino de Valencia, este pequeño extracto lo saco de un articulo de Joseph Ángeles Castelló y dice así:
“-La prensa diaria se ha hecho eco del cruce de cartas entre el presidente de las Cortes de Aragón y el Parlament de Cataluña.
Como quiera que ha devenido la cuestión pública y que los razonamientos allí expuestos nos afecta a los Valencianos, parece oportuna una reflexión sobre un fenomenal malentendido, interesado, en que se fundamenta el concepto de ciencia de las tesis catalanistas.
Argumenta el honorable Joaquim Xicoy i Basseguda, que la denominación de: “Corona catalano-aragonesa se ha generalizado en los últimos decenios entre los historiadores catalanes de mayor solvencia científica”. Y con eso se considera valida: Una vez más la manipulación del concepto ciencia, tan característica de la ideología.”

Si les interesa lo pueden leer completo el articulo en:
http://www.idiomavalencia.com/docs/var/coronaofende.htm

La ignorancia del pueblo siempre ayuda a los dirigentes que inventan la historia. Cataluña lleva muchas décadas inventando un pasado, una lengua, un siglo de oro y unas fronteras que tienen como único propósito el beneficio personal. Entiéndase dirigir una comunidad o un equipo de fútbol, porque al final, una y otro dan poder y dinero que es lo único que busca personajes mezquinos como Laporta o Carod.

La cara dura y la sinvergüencería de nuestros vecinos raya en la pura indignidad y nuestros políticos ¿Valencianos? Mirando hacia otro lado y callando cobardemente.

Otra prueba reciente de manipulación y pura fantasía la tienen en nuestro Presidente Zapatero, inventando los hechos de la espantosa Guerra Civil española. Además tiene la cara dura de ensalzar a su abuelo, como un héroe de la Guerra Civil cuando la historia no dice eso o sino vean y comparen.

La hoja de servicios del Capitán Lozano que se guarda en el Archivo Militar de Segovia, (hasta que desaparezca) se habla de esta desconocida historia, que de forma muy distinta la cuenta nuestro Presidente Zapatero, que por cierto nunca ha contado que su abuelo participó en la represión contra los mineros asturianos en l934, dirigida por el General Francisco Franco, incluso se escapo de un gran tiroteo que se produzco contra los insurrectos izquierdistas del PSOE y UGT.
Este hecho, sin duda alguna pudo haber marcado de forma muy diferente el devenir político de su nieto, que siempre ha sentido el fusilamiento de su abuelo por los franquistas como el origen de su posición política.

Con este acto el Capitán Rodríguez Lozano mantuvo su lealtad a la Republica, bajo un gobierno de derechas durante la Revolución de Asturias, como hizo después bajo un Gobierno de izquierdas en 1936.
En la hoja de servicios del Capitán Juan Rodríguez Lozano, relata así su actuación contra los mineros asturianos y dice textualmente: “Intensamente tiroteado por los mineros”
Esta lealtad le costo la vida, como también le pudo constar la vida dos años antes, ante esta insurrección asturiana que fue a sofocar emprendida por el mismo partido del que su nieto es hoy secretario general.

El Abuelo de ZP, murió porque fue supuestamente culpable de los cargos que se le imputaron y en tiempo de guerra se aplicaba la pena de muerte. Eso sí, no vamos a poner en duda de que perdonara a sus ejecutores. En cualquier caso, lo que nos interesa, es que quien no perdona es su nieto José Luis Rodríguez Zapatero y esta tan obsesionado nuestro impresentable presidente con el fusilamiento del abuelo, al que no conoció, que en el mismísimo discurso de investidura nos tuvimos que tragar al capitán Lozano. Y desde entonces hasta ahora, capitán Lozano viene, capitán Lozano va.

Conforme al Código de Justicia Militar vigente en aquel momento la pena establecida para aquellos militares que hubiesen contribuido a conspirar para derrocar un gobierno legitimo era la pena de muerte. Por lo tanto en el caso del Capitán Rodríguez Lozano, no podemos hablar de asesinato o de crimen, sino de ejecución. En 1934 el abuelo de ZP conspiro activamente contra el Gobierno legitimo de la Republica con objeto de extender la pólvora revolucionaria por las instalaciones militares de la provincia de su destino.
Eso en cualquier Código de Justicia Militar es Alta Traición.

Por favor Sr. Presidente de esta “rara” nación, deje de hacer Historia-Ficción y cíñase a la historia verdadera España y de su abuelo y deje ya la memoria histórica de la Guerra Civil para los entendidos en historia y no tenga tanto rencor, pues somos muchos los que en sus familias de cualquier bando han padecido muertos asesinados vilmente. Cerremos heridas o lo pasaremos mal y atienda de una vez su verdadera obligación que es la de sacar a este País antes llamado España de esta cloaca en la que solo usted nos ha metido.

Un saludo muy cordial




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada